con la Humanidad

Terapeutas Solidarios

Personas ayudando a Personas

Iatrogenia  -  Efectos Secundarios

 


'Salvados' analiza el sector de las farmacéuticas

El programa presentado por Jordi Évole continúa analizando algunos de los sectores de la economía
que más repercusión tienen en el bolsillo del ciudadano. 

Tras abordar el complejo entramado de las eléctricas, Salvados buscará respuestas en el mundo de las farmacéuticas.


Ir al vídeo
La6: "Hay ocasiones en el que el medicamento ha sido antes que la enfermedad"

Enrique Gavilán, médico de familia, asegura que hay enfermedades que se han ido generando entorno al uso de determinados medicamentos. Es decir, han ‘inventado’ enfermedades para determinados fármacos ya creados. Este es el caso del fracaso escolar que se trata con derivados de la anfetamina.



La6: “El precio de los medicamentos es puramente arbitrario

Joan Ramon Laporte, director Fundació Institut Catalá Farmacología, explica en ‘Salvados' que un medicamento bajo patente significa que si alguien inventa algo, lo patenta y produce beneficios disfruta de ellos durante 20 años. Por eso el precio de los medicamentos es arbitrario, porque depende de si está patentado o no.



La6: “La finalidad del visitador médico es vender

Jordi Évole entrevista a Cecilia Tena porque quiere saber en qué consiste el trabajo de un visitador médico. Ella ejerció hasta 2008 y comenta que fuera de lo que digan las industrias farmacéuticas, su objetivo no es formar ni informar, es vender. Son como “comerciales”, asegura.



La6: “La industria farmacéutica domina los órganos reguladores

Jordi Évole entrevista a comenta Ildefonso Hernández, exdirector general de salud pública quien asegura que la industria farmacéutica tiene gente muy bien preparada y que meten muchos goles al Sistema Público de Salud porque domina a los órganos reguladores.



La6: “¿Qué hay de malo en que el Gobierno y la industria farmacéutica se entienda?

‘Farmaindustria’ propuso la medida aprobada por el Ministerio de Ana Mato del ‘medicamentazo’. Una vez en vigor, subieron los precios de los fármacos porque según Julián Zabala, director de comunicación de la empresa, “había pérdidas”. Un relación entre Gobierno y el sector en la que el responsable asegura que no ve nada malo.



La6: Enrique Gavilán; “Como médico he recetado cosas sabiendo que no servían para nada

‘Salvados’ investiga de quién es la responsabilidad de que España sea el segundo país que más fármacos consume a nivel mundial y el primer país europeo en gasto farmacéutico, en ‘Sobremedicados’. Un reportaje centrado en el tercer sector económico mundial y donde Jordi Évole entrevista a todos los actores del negocio del medicamento en España.


Seguro que te interesa...

·        Joan Ramon Laporte: "La industria farmacéutica se inventa enfermedades"

·        “España es el segundo país que más medicamentos consume del mundo”

laSexta.com












... MUCHOS OLVIDAN SU JURAMENTO ...
 

" PRIMUM NON NOCERE "
 

( LO PRIMERO  ANTE TODO,  ES NO HACER DAÑO )

 

 
 

 


 

"Efectos o daños colaterales"

 


 

- En medicina alopática se llama iatrogénia a cualquier tipo de alteración negativa del estado del paciente producida por el médico.

 Se deriva de la palabra iatrogénesis que tiene por significado literal ‘provocado/creado por el médico’ (iatros significa ‘médico’ en griego, y génesis: ‘crear’).

 Se puede decir que la iatrogénia es un estado de enfermedad o agravamiento de la misma, causado o provocado por los médicos, tratamientos médicos o medicamentos.
 

- A diferencia de esto, en Medicina Natural, lo primero antes que todo, es procurar que los tratamientos no causen ningún deterioro de la salud, ni tengan ningún efecto secundario. Pues "como es natural", ello iría en detrimento o totalmente en contra de la verdadera recuperación completa de la persona.

Muchas de estas formas tan agresivas, que se siguen empleando por desgracia, en la

Por ello, habría casos en que la Medicina Natural Holística podría ser
complementaria, y sus tratamientos  podrían ser complementarios a los tratamientos de la Medicina Alopática.

Pero, en otros casos, es tanto el daño que originan dichos tratamientos y tan desastrosos los efectos secundarios que generan, que la Medicina Natural Holística solo debería ser, por el bien del enfermo,
alternativa.

Creemos que es necesario y honesto aclarar, que no todos aquellos que dicen practicar las Medicinas Naturales tienen la suficiente experiencia y/o formación deseable, ya que en España estas profesiones no están debidamente regladas.

 

 

 

 ¿ QUIMIOTERAPIA ?  ,  ¿ RADIOTERAPIA ?

¡¡¡ No por favor,  no intenten ayudarme  matándome !!!


Si sucediese que desarrollase un cáncer,
yo no permitiría nunca que me tratasen de cáncer en una clínica  de forma convencional.
 
Ya que, solamente las víctimas de cáncer que se mantienen lejos de tales centros,
tienen una oportunidad de sobrevivir.
“  

 
(Profesor Dr. Georges Mathé, Oncólogo.)


- El eminente Dr. Georges Mathé, M.D., fue Presidente de la Organización Europea para la Investigación y el Tratamiento del cáncer (OERTC) desde 1962 hasta 1965". 

Más tarde en 1985 el Profesor Mathé contrajo un cáncer. 

Afortunadamente, dicho doctor se abrió a otros tratamientos holísticos posibles, y se curó de su carcinoma bronquial con la ayuda del Dr. Hamer y su descubrimientos biológicos.

 

 


Hacer crónicas las dolencias
Tema: INTERNACIONAL

 

Entrevista al Premio Nobel de medicina Richard J. Roberts

"
El fármaco que cura del todo no es rentable"


 "He comprobado como en algunos casos los investigadores dependientes de fondos privados hubieran descubierto medicinas muy eficaces que hubieran acabado por completo con una enfermedad... (...)

Dejan de investigar porque las farmacéuticas a menudo no están tan interesadas en curarle a usted como en sacarle dinero, así que esa investigación, de repente, es desviada hacia el descubrimiento de medicinas que no curan del todo, sino que cronifican la enfermedad y le hacen experimentar una mejoría que desaparece cuando deja de tomar el medicamento (...)".


Tengo 63 años: lo peor de hacerte mayor es que das por seguras demasiadas verdades: es cuando necesitas nuevas preguntas...

¿Qué descubrió usted?

- Phillip Allen Sharp y yo fuimos premiados por el descubrimiento de los intrones en el ADN eucariótico y el mecanismo de
gen splicing (empalme de genes).

¿Para qué sirvió?

- Ese descubrimiento permitió entender cómo funciona el ADN y, sin embargo, sólo tiene una relación indirecta con el cáncer.

¿Qué modelo de investigación le parece más eficaz, el estadounidense o el europeo?

- Es obvio que el estadounidense, en el que toma parte activa el capital privado, es mucho más eficiente. Tómese por ejemplo el espectacular avance de la industria informática, donde es el dinero privado el que financia la investigación básica y aplicada,
pero respecto a la industria de la salud... Tengo mis reservas.

Le escucho.

- La investigación en la salud humana no puede depender tan sólo de su rentabilidad económica. Lo que es bueno para los dividendos de las empresas no siempre es bueno para las personas.

Explíquese.

- La industria farmacéutica quiere servir a los mercados de capital...

Como cualquier otra industria.

- Es que no es cualquier otra industria: estamos hablando de nuestra salud y nuestras vidas y las de nuestros hijos y millones de seres humanos.

Pero si son rentables, investigarán mejor.

- Si sólo piensas en los beneficios, dejas de preocuparte por servir a los seres humanos.


Por ejemplo...

- He comprobado como en algunos casos los investigadores dependientes de fondos privados hubieran descubierto medicinas muy eficaces que hubieran acabado por completo con una enfermedad...

¿Y por qué dejan de investigar?

- Porque las farmacéuticas a menudo no están tan interesadas en curarle a usted como en sacarle dinero, así que esa investigación, de repente, es desviada hacia el descubrimiento de medicinas que no curan del todo, sino que cronifican la enfermedad y le hacen experimentar una mejoría que desaparece cuando deja de tomar el medicamento.

Es una grave acusación.

- Pues es habitual que las farmacéuticas estén interesadas en líneas de investigación no para curar sino
sólo para cronificar dolencias con medicamentos cronificadores mucho más rentables que los que curan del todo y de una vez para siempre.

Y no tiene más que seguir el análisis financiero de la industria farmacológica y comprobará lo que digo.

Hay dividendos que matan.

- Por eso le decía que la salud no puede ser un mercado más ni puede entenderse tan sólo como un medio para ganar dinero. Y por eso creo que el modelo europeo mixto de capital público y privado es menos fácil que propicie ese tipo de abusos.

¿Un ejemplo de esos abusos?

- Se han dejado de investigar antibióticos porque son demasiado efectivos y curaban del todo.

Como no se han desarrollado nuevos antibióticos, los microorganismos infecciosos se han vuelto resistentes y hoy la tuberculosis, que en mi niñez había sido derrotada, está resurgiendo y ha matado este año pasado a un millón de personas.

¿No me habla usted del Tercer Mundo?

- Ése es otro triste capítulo: apenas se investigan las enfermedades tercermundistas, porque los medicamentos que las combatirían no serían rentables. Pero yo le estoy hablando de nuestro Primer Mundo: la medicina que cura del todo no es rentable y por eso no investigan en ella.

¿Los políticos no intervienen?

- No se haga ilusiones: en nuestro sistema, los políticos son meros empleados de los grandes capitales, que invierten lo necesario para que salgan elegidos sus chicos, y si no salen, compran a los que son elegidos.

De todo habrá.

- Al capital sólo le interesa multiplicarse. Casi todos los políticos - y sé de lo que hablo- dependen descaradamente de esas multinacionales farmacéuticas que financian sus campañas. Lo demás son palabras...

 

La Vanguardia (Luis Amiguet)/ Aporrea/ inSurGente.-

 


 




 

 

"EL SISTEMA SANITARIO ES UNA VERDADERA MAFIA QUE CREA ENFERMEDADES Y MATA POR DINERO Y PODER"
( GHISLAINE LANCTOT.     Puede leer la entrevista completa en la prestigiosa revista Discovery Salud Nº 47 )

Quien hace tal afirmación es Ghislaine Lanctôt, la polémica autora del best seller mundial La mafia médica. En él, esta doctora a la que se ha desposeído de su título de Medicina denuncia el actual sistema sanitario y la corrupción que hay tras el mismo, permitida y amparada por médicos y gobiernos en beneficio de las grandes empresas farmacéuticas y en detrimento de los ciudadanos. De ahí que propugne la vuelta a la soberanía individual sobre la salud como forma de acabar con esa mafia.

Ghislaine Lanctôt ha ejercido la Medicina durante 27 años. Ahora no ejerce... aunque quisiera. ¿El motivo? Hace ocho años la retiraron la licencia de médico. ¿Por qué? Por publicar "LA MAFIA MÉDICA" (Editorial Vesica Piscis). ¿Y qué contiene ese libro -se preguntará el lector- para que haya provocado tal sanción? Pues -como fácilmente se entiende a juzgar por el título- una descripción exhaustiva del "sistema de enfermedad" -y no sanitario- que actualmente existe.


MEDICINA SIGNIFICA NEGOCIO
La autora de La mafia médica acabó sus estudios de Medicina en 1967, una época en la que -como ella misma confiesa- estaba convencida de que la Medicina (Alopática) era extraordinaria y de que antes del final del siglo XX se tendría lo necesario para curar cualquier enfermedad. Sólo que esa primera ilusión fue apagándose hasta extinguirse.

-¿Por qué esa decepción?
-Porque empecé a ver muchas cosas que me hicieron reflexionar. Por ejemplo, que no todas las personas respondían a los maravillosos tratamientos de la medicina oficial. Además en aquella época entré en contacto con varios "terapeutas suaves" -es decir, practicantes de terapias no agresivas- que no tuvieron reparo alguno en abrirme sus consultas y dejarme ver lo que hacían. Y llegué pronto a la conclusión de que las medicinas no agresivas son más eficaces, más baratas y, encima, tienen menores efectos secundarios.

-Y supongo que empezó a preguntarse por qué en la Facultad nadie le había hablado de esas terapias alternativas no agresivas
-Así es. Luego mi mente fue más allá y empecé a cuestionarme cómo era posible que se tratara de charlatanes a personas a las que yo misma había visto curar y por qué se las perseguía como si fueran brujos o delincuentes. Por otra parte, como médico había participado en muchos congresos internacionales -en algunos como ponente- y me di cuenta de que todas las presentaciones y ponencias que aparecen en tales eventos están controladas y requieren obligatoriamente ser primero aceptadas por el "comité científico" organizador del congreso. ¿Y quién designa a ese comité científico? Pues generalmente quien financia el evento: la industria farmacéutica. ¡Si hoy son las multinacionales las que deciden hasta qué se enseña a los futuros médicos en las facultades y qué se publica y expone en los congresos de medicina! El control es absoluto.

-Y eso fue clarificador para usted...
-Y tanto. Darme cuenta del control y de la manipulación a la que están sometidos los médicos -y los futuros médicos, es decir, los estudiantes- me hizo entender claramente que la Medicina es, ante todo, un negocio. La Medicina está hoy controlada por los seguros -públicos o privados, da igual- porque en cuanto alguien tiene un seguro pierde el control sobre el tipo de medicina al que accede. Ya no puede elegir. Es más, los seguros determinan incluso el precio de cada tratamiento y las terapias que se van a practicar. Y es que si miramos detrás de las compañías de seguros o de la seguridad social... encontramos lo mismo.

-El poder económico.
-Exacto, es el dinero quien controla totalmente la Medicina. Y lo único que de verdad interesa a quienes manejan este negocio es ganar dinero. ¿Y cómo ganar más? Pues haciendo que la gente esté enferma... porque las personas sanas no generan ingresos. La estrategia consiste, en suma, en tener enfermos crónicos que tengan que consumir todo tipo de productos paliativos, es decir, para tratar sólo síntomas; medicamentos para aliviar el dolor, bajar la fiebre, disminuir la inflamación... pero nunca fármacos que puedan resolver una dolencia. Eso no es rentable, no interesa. La medicina actual está concebida para que la gente permanezca enferma el mayor tiempo posible y compre fármacos; si es posible, toda la vida.

UN SISTEMA DE ENFERMEDAD
-Infiero que ésa es la razón de que en su libro se refiera al sistema sanitario como "sistema de enfermedad".
-Efectivamente. El llamado sistema sanitario es en realidad un sistema de enfermedad. Se practica una medicina de la enfermedad y no de la salud. Una medicina que sólo reconoce la existencia del cuerpo físico y no tiene en cuenta ni el espíritu, ni la mente, ni las emociones. Y que además trata sólo el síntoma y no la causa del problema. Se trata de un sistema que mantiene al paciente en la ignorancia y la dependencia, y al que se estimula para que consuma fármacos de todo tipo.

-Se supone que el sistema sanitario está al servicio de las personas...
-Está al servicio de quien le saca provecho: la industria farmacéutica. De manera oficial -puramente ilusoria- el sistema está al servicio del paciente pero, oficiosamente, en la realidad, el sistema está a las órdenes de la industria que es la que mueve los hilos y mantiene el sistema de enfermedad en su propio beneficio. Se trata, en suma, de una auténtica mafia médica, de un sistema que crea enfermedades y mata por dinero y por poder.

-¿Y qué papel juega el médico en esa mafia?
-El médico es -muchas veces de forma inconsciente, es verdad- la correa de transmisión de la gran industria. Durante los 5 a 10 años que pasa en la Facultad de Medicina el sistema se encarga de inculcarle unos determinados conocimientos y de cerrarle los ojos a otras posibilidades. Posteriormente, en los hospitales y congresos médicos, se les refuerza en la idea de que la función del médico es curar y salvar vidas, de que la enfermedad y la muerte son fracasos que debe evitar a toda costa y de que la enseñanza recibida es la única válida. Además se les enseña que el médico no debe implicarse emocionalmente y que es un "dios" de la salud. De ahí que incluso exista caza de brujas entre los propios profesionales de la medicina. La medicina oficial, la "científica", no puede permitir que existan otras formas de curar que no sean serviles al sistema.

-El sistema, en efecto, pretende hacer creer que la única medicina válida es la llamada "medicina científica", la que usted aprendió y de la que ha renegado. Precisamente en el mismo número en que va a aparecer su entrevista publicamos un artículo al respecto.
-La medicina científica está enormemente limitada porque se basa en la física materialista de Newton: tal efecto obedece a tal causa. Y, por ende, tal síntoma precede a tal enfermedad y requiere tal tratamiento. Se trata de una medicina que además sólo reconoce lo que se ve, se toca o se mide y niega toda conexión entre las emociones, el pensamiento, la conciencia y el estado de salud del físico. Y cuando se la importuna con algún problema de ese tipo le cuelga la etiqueta de "enfermedad psicosomática" al paciente y le envía a casa tras recetarle pastillas para los nervios.

-Es decir, que a su juicio la medicina convencional sólo se ocupa de hacer desaparecer los síntomas.
-Salvo en lo que a cirugía se refiere, los antibióticos y algunas pocas cosas más, como los modernos medios de diagnóstico, sí. Da la impresión de curar pero no cura. Simplemente elimina la manifestación del problema en el cuerpo físico pero éste, tarde o temprano, resurge.

-A su juicio, pues, dan mejor resultado las llamadas medicinas suaves o no agresivas. (medicinas naturales)
-Son una mejor opción porque tratan al paciente de forma holística y le ayudan a sanar... pero tampoco curan. Mire, cualquiera de las llamadas medicinas alternativas constituyen una buena ayuda pero son sólo eso: complementos. Porque el verdadero médico es uno mismo. Y cuando uno es consciente de su soberanía sobre la salud deja de necesitar terapeutas. El enfermo es el único que puede curarse. Nadie puede hacerlo en su lugar. La autosanación es la única medicina que cura. La cuestión es que el sistema trabaja para que olvidemos nuestra condición de seres soberanos y nos convirtamos en seres sumisos y dependientes. En nuestras manos está pues romper esa esclavitud.

-Y, en su opinión, ¿por qué las autoridades políticas, médicas, mediáticas y económicas lo permiten? ¿Por qué los gobiernos no acaban con este sistema de enfermedad, costosísimo por otra parte?
-A ese respecto tengo tres hipótesis. La primera es que quizás no saben que todo esto está pasando... pero es difícil de aceptar porque la información está a su alcance desde hace muchos años y en los últimos veinte años son ya varias las publicaciones que han denunciado la corrupción del sistema y la conspiración existente. La segunda hipótesis es que no pueden acabar con ello... pero también resulta difícil de creer porque los gobiernos tienen el suficiente poder.

-Y la tercera, supongo, es que no quieren acabar con el sistema.
-Pues lo cierto es que, eliminadas las otras dos hipótesis, ésa parece la más plausible. Y si un Gobierno se niega a acabar con un sistema que arruina y mata a sus ciudadanos es porque forma parte de él, porque forma parte de la mafia.

LA MAFIA MÉDICA
-¿Quiénes integran, a su juicio, la "mafia médica"?
-A diferentes escalas y con distintas implicaciones, por supuesto, la industria farmacéutica, las autoridades políticas, los grandes laboratorios, los hospitales, las compañías aseguradoras, las Agencias del Medicamento, los colegios de médicos, los propios médicos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) -el Ministerio de Sanidad de la ONU- y, por supuesto, el gobierno mundial en la sombra del dinero.

-Tenemos entendido que para usted la Organización Mundial de la Salud es "la mafia de las mafias".
-Así es. Esa organización está completamente controlada por el dinero. La OMS es la organización que establece, en nombre de la salud, la "política de enfermedad" en todos los países. Todo el mundo tiene que obedecer ciegamente las directrices de la OMS. No hay escapatoria. De hecho, desde 1977, con la Declaración de Alma ATA, nadie puede escapar de su control.

-¿En qué consiste esa declaración?
-Se trata de una declaración que da a la OMS los medios para establecer los criterios y normas internacionales de práctica médica. Se desposeyó así a los países de su soberanía en materia de salud para transferirla a un gobierno mundial no elegido cuyo "ministerio de salud" es la OMS. Desde entonces "derecho a la salud" significa "derecho a la medicación". Así es como se han impuesto las vacunas y los medicamentos a toda la población del globo.

-Una labor que no se cuestiona.
-Claro, porque, ¿quién va a osar dudar de las buenas intenciones de la Organización Mundial de la Salud? Sin embargo, hay que preguntarse quién controla a su vez esa organización a través de la ONU: el poder económico.

-¿Cree que ni siquiera las organizaciones humanitarias escapan a ese control?
-Por supuesto que no. Las organizaciones humanitarias también dependen de la ONU, es decir, del dinero de las subvenciones. Y, por tanto, sus actividades están igualmente controladas. Organizaciones como Médicos sin fronteras creen que sirven altruistamente a la gente pero en realidad sirven al dinero.

-Una mafia sumamente poderosa...
-Omnipotente, diría yo. Ha eliminado toda competencia. Hoy día a los investigadores se les "orienta". Los disidentes son encarcelados, maniatados y reducidos al silencio. A los terapeutas "alternativos" se les tilda de locos, se les retira la licencia o se les encarcela también. Los productos alternativos rentables han caído igualmente en manos de las multinacionales gracias a las normativas de la OMS y a las patentes de la Organización Mundial del Comercio. Las autoridades y sus medios de comunicación social se ocupan de alimentar entre la población el miedo a la enfermedad, a la vejez y a la muerte. De hecho, la obsesión por vivir más o, simplemente, por sobrevivir ha hecho prosperar incluso el tráfico internacional de órganos, sangre y embriones humanos. Y en muchas clínicas de fertilización en realidad se "fabrican" multitud de embriones que luego se almacenan para ser utilizados en cosmética, en tratamientos rejuvenecedores, etc. Eso sin contar con que se irradian los alimentos, se modifican los genes, el agua está contaminada, el aire envenenado...
Es más, los niños reciben absurdamente hasta 35 vacunas antes de ir a la escuela. Y así, cada miembro de la familia tiene ya su pastillita: el padre, la Viagra; la madre, el Prozac; el niño, el Ritalin.
Y todo esto, ¿para qué? Porque el resultado es conocido: los costes sanitarios suben y suben pero la gente sigue enfermando y muriendo igual.

LAS AUTORIDADES MIENTEN
-Lo que usted explica del sistema sanitario imperante es una realidad que cada vez más gente empieza a conocer pero nos han sorprendido algunas de sus afirmaciones respecto a lo que define como "las tres grandes mentiras de las autoridades políticas y sanitarias"...
 
 

 

LA MAFIA MÉDICA.
Cómo salir con vida de la prueba y recuperar salud y prosperidad.

Ghislaine Saint Pierre Lanctôt
ISBN: 84-932349-2-3
272 páginas (con ilustraciones)

Editorial Vesica Piscis.

«Para realizar mi sueño hice la carrera de medicina. Durante varios años estuve convencida de seguir el buen camino. La realidad me demostró lo contrario. Los pensamientos y emociones, esos invisibles e impalpables traidores, boicoteaban insidiosamente mi riguroso trabajo científico. Entonces me volví hacia la salud global. Descubrí los beneficios de las medicinas suaves y de las terapias naturales. No obstante, la gente seguía sufriendo y muriendo. ¿Por qué? No sabía dónde buscar, así que buceé en lo más profundo de mí misma. ¡Allí me estaba esperando la salud ilimitada!» Ghislaine Lanctôt

 


 

- Sobre la Yatrogénia, puede leer unos artículos al respecto en:


En 1999 los médicos alópatas eran entonces, la tercer causa de muerte en los EE.UU.

Pero actualmente, según DISCOVERY SALUD: Los tratamientos médicos alopáticos son ya ¡LA PRIMERA CAUSA DE MUERTE!

"Los tratamientos médicos constituyen ya la primera causa de muerte. Sólo en Estados Unidos fallecen cada año más de 780.000 personas a causa de los errores cometidos, entre los que destacan las cirugías innecesarias, los errores de medicación, los efectos yatrogénicos de los fármacos y las infecciones que se cogen en los propios hospitales. Los datos, demoledores, demuestran la tragedia del paradigma médico tradicional."

Denuncian por Genocidio a la Industria Farmaceutica y otros ya que son responsables de haber causado un daño grave o la muerte a millones de personas a través del «negocio con las enfermedades», crímenes de guerra y otros crímenes contra la humanidad. Dichos delitos son competencia de la Corte Penal Internacional.

 

El Dr. Matthias Rath y otros presentan esta denuncia ante la Corte Penal Internacional
en nombre de todos los pueblos del mundo:

(La Haya, 14 de junio de 2003)


Denuncia por genocidio y otros crímenes contra la humanidad perpetrados en relación con el «negocio con las enfermedades» de la industria farmacéutica y la reciente guerra petrolera de Irak 


 


 

* Libro en español sobre "el lado oscuro de la medicina"
disponible en librerías:
*
 

 

 

 


 



EL JARDINERO FIEL
(The constant gardener)


Película en la que el protagonista investigando, trata de descubrir las causas de la muerte de su esposa,
y descubre una inmensa conspiración por parte de ciertas compañías internacionales...

 "El jardinero fiel" - Copyright © 2005 Focus Features, UK Film Council,
Potboiler Productions y Scion Films. Distribuida en España por UIP.
Todos los derechos reservados.
 

 


 

* VÍDEOS - ENLACES *

 

 SALUD Y ENFERMEDAD -1- FUNDAMENTOS MEDICINA DR HAMER Y DR KREMER

http://vimeo.com/4979304

http://vimeo.com/4997494

http://vimeo.com/5011119

 

NO HAY ENFERMEDADES, SINO ENFERMOS

ENTREVISTA AL DR. JUAN GERVAS, MEDICO RURAL

Coincidiendo con la declaración de la OMS del fin de la pandemia de la GRIPE A, el médico Juan Gervas, siempre crítico con la actuación de las autoridades sanitarias, ha hecho público un comunicado en el cual denuncia que la falta de análisis de la respuesta a la crisis que ha habido y el cerrar en falso un error mundial monumental, sugieren que hubo malicia sanitaria. Que los daños de tal imprudencia son el descrédito de las autoridades sanitarias mundiales y españolas, el impacto negativo en la salud y el despilfarro de miles de millones de euros. Por lo tanto exige:

El análisis científico de la gestión de la crisis de la pandemia de la gripe A, con publicación y difusión de sus conclusiones y el procesamiento político y penal de las autoridades que gestionaron esa crisis.

Para ver documento aquí: http://timefortruth.es/wp-content/uploads/2010/08/FIN-PANDEMIA-JUAN-GERVAS.pdf

Para ver los vídeos aquí: http://www.vimeo.com/14189554

http://www.vimeo.com/8452780

 

 








 ◄ Medicina Holística       Las 5 Leyes Biológicas      Kalanchoe Ojaransín ►