con la Humanidad

Terapeutas Solidarios

Personas ayudando a Personas

Quimio y Radio: ¿Pseudo-Terapias?




¿La Quimio o la Radio curan?...  ¡No por favor, no intenten ayudarme matándome!



Cita del Dr. G. Mathè, oncólogo francés:

Si sucediese que desarrollase un cáncer,
yo no permitiría nunca que me tratasen de cáncer en una clínica  de forma convencional.
 
Ya que, solamente las víctimas de cáncer que se mantienen lejos de tales centros,
tienen una oportunidad de sobrevivir.
“  

 


- El eminente Dr. Georges Mathé, M.D., fue Presidente de la Organización Europea para la Investigación y el Tratamiento del cáncer (OERTC) desde 1962 hasta 1965". 

Más tarde en 1985 el Profesor Mathé contrajo un cáncer. 

Afortunadamente, dicho doctor se abrió a otros tratamientos holísticos posibles, y se curó de su carcinoma bronquial con la ayuda del  Dr. Hamer y su descubrimientos biológicos.







Cita de la Revista DSalud






El médico oncólogo Dr. Javier Herraez cuenta su experiencia en la "Oncología Oficial".


   El Dr. Herráez cuenta muchas cosas que suponemos que ocurren en torno al cáncer y la dogmática interpretación  de sus causas y tratamiento actual. El valor de su testimonio es que las documenta con su experiencia, lo que pocos han hecho. Muchos de los tratamientos efectivos contra el cáncer no se utilizan. ¿Por qué continúan sin tenerse en cuenta investigaciones de científicos y médicos reputados? ¿Por qué no se siguen  investigando tratamientos con resultados efectivos y se archivan o se deniegan los estudios clínicos pertinentes? ¿Por qué no se destinan fondos y recursos a estudiar la etiopatología del cáncer y las nuevas opciones terapéuticas y sí se destinan al estudio de tratamientos agresivos como la quimioterapia o la radioterapia?

   Este médico sensato y valiente ofrece como alternativa la medicina integrativa, aquella que utiliza sin prejuicios todo lo bueno de la medicina convencional y lo de las otras medicinas, llamadas complementarias.





Hacer crónicas las dolencias
Tema: INTERNACIONAL

 

Entrevista al Premio Nobel de medicina Richard J. Roberts

"
El fármaco que cura del todo no es rentable"


 "He comprobado como en algunos casos los investigadores dependientes de fondos privados hubieran descubierto medicinas muy eficaces que hubieran acabado por completo con una enfermedad... (...)

Dejan de investigar porque las farmacéuticas a menudo no están tan interesadas en curarle a usted como en sacarle dinero, así que esa investigación, de repente, es desviada hacia el descubrimiento de medicinas que no curan del todo, sino que cronifican la enfermedad y le hacen experimentar una mejoría que desaparece cuando deja de tomar el medicamento (...)".


Tengo 63 años: lo peor de hacerte mayor es que das por seguras demasiadas verdades: es cuando necesitas nuevas preguntas...

¿Qué descubrió usted?

- Phillip Allen Sharp y yo fuimos premiados por el descubrimiento de los intrones en el ADN eucariótico y el mecanismo de
gen splicing (empalme de genes).

¿Para qué sirvió?

- Ese descubrimiento permitió entender cómo funciona el ADN y, sin embargo, sólo tiene una relación indirecta con el cáncer.

¿Qué modelo de investigación le parece más eficaz, el estadounidense o el europeo?

- Es obvio que el estadounidense, en el que toma parte activa el capital privado, es mucho más eficiente. Tómese por ejemplo el espectacular avance de la industria informática, donde es el dinero privado el que financia la investigación básica y aplicada,
pero respecto a la industria de la salud... Tengo mis reservas.

Le escucho.

- La investigación en la salud humana no puede depender tan sólo de su rentabilidad económica. Lo que es bueno para los dividendos de las empresas no siempre es bueno para las personas.

Explíquese.

- La industria farmacéutica quiere servir a los mercados de capital...

Como cualquier otra industria.

- Es que no es cualquier otra industria: estamos hablando de nuestra salud y nuestras vidas y las de nuestros hijos y millones de seres humanos.

Pero si son rentables, investigarán mejor.

- Si sólo piensas en los beneficios, dejas de preocuparte por servir a los seres humanos.


Por ejemplo...

- He comprobado como en algunos casos los investigadores dependientes de fondos privados hubieran descubierto medicinas muy eficaces que hubieran acabado por completo con una enfermedad...

¿Y por qué dejan de investigar?

- Porque las farmacéuticas a menudo no están tan interesadas en curarle a usted como en sacarle dinero, así que esa investigación, de repente, es desviada hacia el descubrimiento de medicinas que no curan del todo, sino que cronifican la enfermedad y le hacen experimentar una mejoría que desaparece cuando deja de tomar el medicamento.

Es una grave acusación.

- Pues es habitual que las farmacéuticas estén interesadas en líneas de investigación no para curar sino
sólo para cronificar dolencias con medicamentos cronificadores mucho más rentables que los que curan del todo y de una vez para siempre.

Y no tiene más que seguir el análisis financiero de la industria farmacológica y comprobará lo que digo.

Hay dividendos que matan.

- Por eso le decía que la salud no puede ser un mercado más ni puede entenderse tan sólo como un medio para ganar dinero. Y por eso creo que el modelo europeo mixto de capital público y privado es menos fácil que propicie ese tipo de abusos.

¿Un ejemplo de esos abusos?

- Se han dejado de investigar antibióticos porque son demasiado efectivos y curaban del todo.

Como no se han desarrollado nuevos antibióticos, los microorganismos infecciosos se han vuelto resistentes y hoy la tuberculosis, que en mi niñez había sido derrotada, está resurgiendo y ha matado este año pasado a un millón de personas.

¿No me habla usted del Tercer Mundo?

- Ése es otro triste capítulo: apenas se investigan las enfermedades tercermundistas, porque los medicamentos que las combatirían no serían rentables. Pero yo le estoy hablando de nuestro Primer Mundo: la medicina que cura del todo no es rentable y por eso no investigan en ella.

¿Los políticos no intervienen?

- No se haga ilusiones: en nuestro sistema, los políticos son meros empleados de los grandes capitales, que invierten lo necesario para que salgan elegidos sus chicos, y si no salen, compran a los que son elegidos.

De todo habrá.

- Al capital sólo le interesa multiplicarse. Casi todos los políticos - y sé de lo que hablo- dependen descaradamente de esas multinacionales farmacéuticas que financian sus campañas. Lo demás son palabras...

 

La Vanguardia (Luis Amiguet)/ Aporrea/ inSurGente.-



"El arte de medicina consiste en entretener al paciente mientras la naturaleza cura la enfermedad". Voltaire